Sobre el cáñamo

Historia del cáñamo:

Indústria téxtil del cáñamoEl cáñamo siempre tuvo un lugar en los cultivos tradicionales en la Península. En el 1150 los musulmanes establecían los primeros molinos de hilado y enriado, que usaban la fibra coma materia prima, en la ciudad de Xativa, (en Alicante). Rápidamente fueron construidos más molinos en Valencia y Toledo. Los barcos conducidos por Colón, que llegaron a América en 1492, llevaban 80 tn. de cáñamo entre cuerdas, redes, velas y
demás útiles navales. El emperador Carlos V (1519-1556), al encargar su flota de guerra, impuso como condición precisa que las jarcias, velamenes y cordelajes de los navíos que debían construirse, fuesen fabricados con cáñamo de Tarragona, Lérida y Balager, entre otros, reconocidos por su especial resistencia al agua salada.

Los gobiernos del siglo XVIII, dejaron, en lo que era el Ministerio de Marina, orientaciones adecuadas para que fuese asegurada la protección del cáñamo producido en las Vegas de Granada y del Segura, con el fin de consolidar una indiscutible riqueza hispana. Disposiciones dictadas en 1784 a favor del cáñamo de producción nacional, y reanudadas por el General Primo de Rivera en 1927.
Igual que en otras zonas por unas razones u otras, (aparecen fibras sintéticas más baratas, colonización de áreas tropicales…), los terrenos de cultivo decrecen a lo largo de los años hasta nuestros días. Este primer año del s.XXI el cáñamo reverdeció unas
800 ha en el interior de Cataluña, su destino; las caballerizas (cañamiza), papelera (fibra) y graneros (cañamones). Esto es lo que se hace, pero su potencial es mucho más
diverso.

Cultivo sostenible.

Semillas de cáñamo para la indústriaUna agricultura sostenible y sana es la base para un desarrollo equilibrado y a largo plazo, hay que recuperar la simbiosis con el entorno, no solo esquilmar y explotar. Buscar cultivos locales mejor adaptados a las condiciones ambientales, más resistentes, que den poco trabajo y que sus costes sean mínimos. Buscar materias primas sostenibles, alternativas al petróleo y la madera.
El cáñamo es uno de estos cultivos, materia prima para más de 25.000 productos biodegradables y de obtención sencilla, biológica y ambientalmente correcta. El cultivo de cáñamo no precisa de pesticidas ni herbicidas, tiene un rendimiento elevado y mejora la estructura del suelo. Tradicionalmente se usaba para limpiar el campo antes de plantar, como una cosecha de barbecho que después quemaban para evitar corrimientos de barro y perdidas de agua.

Clasificación sistemática.

El Cannabis se encuentra dentro del grupo de las Angiospermas,

– Clase Magnoliopsidas

– Subclase Hamamélidas

– Orden Urticales

– Familia Cannabaceas

– Cannabis sativa rudelaris: plantas altas, de 2-5 metros, semillas finas de color uniforme, (normalmente les falta la capa exterior del perianto), y fuertemente unidas al tallo. Originaria de Rusia.
– Cannabis sativa indica: plantas bastante ramificadas, 1´5m de altura, y forma cónica.
Hoja de foliolos anchos (imagen 1.1). La base de la semilla tiene una articulación sencilla, y las semillas se caen cuando están maduras. Típica del sudeste asiático.
– Cannabis sativa sativa: no muy ramificada, de 1´5-2 m, forma cónica. Hoja de foliolos finos (imagen 1.2). La semilla se cae con la madurez y tiene una protuberancia carnosa en su base. Originaria de Europa y Africa